PCR | VERUM

Lista de Distribución

Descargar PDF

Monterrey, Nuevo León (Noviembre  7, 2018): Verum ratificó las calificaciones corporativas de ‘BB+/M’ para el largo plazo y de ‘4/M’ para el corto plazo a Fomento LG, S.A. de C.V., Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, E.N.R. (Fomagro). La perspectiva de la calificación de largo plazo se mantiene como ‘Estable’. 

Las calificaciones se fundamentan en la adecuada fortaleza patrimonial de la empresa, así como los robustos esquemas de garantías que incorpora su portafolio crediticio. Por su parte, las calificaciones se ven limitadas por las altas concentraciones de su portafolio por acreditado; aunado a la elevada proporción de activos poco productivos, predominantemente por bienes adjudicados y otros bienes inmuebles, añadiendo un deterioro en sus índices de morosidad en períodos recientes. Pese a sufrir significativas presiones durante el presente ejercicio, el desempeño financiero de la compañía medido por sus indicadores de rentabilidad, márgenes financieros y en eficiencia, se mantienen en línea con el nivel actual de calificación. 

El margen financiero de Fomagro observó una importante mejora entre 2014 y 2017, partiendo del incremento significativo en su cartera de crédito y una razonable calidad de activos en las nuevas colocaciones. Sin embargo, pese a que el portafolio crediticio bruto al 2T18 presenta una alza del 26.1% respecto al monto observado en el mismo período de 2017, la razón de Margen Financiero neto / Activo Total registra en el semestre su nivel más bajo en el período de análisis con un 6.5% (2T17: 10.2%). En tanto, los índices de rentabilidad sobre capital (ROAE) y activos (ROAA) a dicho período se ubican en 2.1% y 0.6%, respectivamente (2T17: 8.3% y 2.6%), contemplando un retroceso con relación a la buena evolución recientemente observada.  

Las presiones en el margen financiero de Fomagro durante el 1S18 son reflejo de un nivel de ingresos por intereses apenas superior en 2.1% a su par observado en el 1S17, mientras que los Gastos por intereses presentan una variación de +43.0% en los mismos términos. Buena parte de ello obedece a que el costo de fondeo de la Sofom se incrementó derivado de la disposición de las líneas con banca comercial con un mayor spread en comparación del esquema manejado con la banca de desarrollo, aunado a los incrementos en las tasas de referencia. El margen de maniobra y capacidad de respuesta de la compañía para trasladar los ajustes en sus costos de fondeo a su base de acreditados en corto tiempo ha sido limitado, derivado en gran medida de la fuerte competencia en el sector. A la par, en el ejercicio actual se presentó un deterioro significativo en su portafolio crediticio. 

Durante buena parte del período de análisis, Fomagro ha podido asimilar cada vez mejor y controlando de buena manera sus tradicionalmente elevados gastos no-financieros. En 2017, el conjunto de éstos presentó un incremento del 11.4% con relación al ejercicio anterior, aunque derivando en un razonable índice de eficiencia del 78.9% (2016: 81.6%), sosteniendo con ello una tendencia a la baja en dicho indicador. No obstante, en el 1S18 éstos suman un monto de Ps$8.8 millones (+44.4% vs 1S17), con un adverso índice de eficiencia del 93.0%, de momento el más alto observado desde 2015 (93.3%).  

Históricamente la compañía ha manejado una adecuada estructura financiera, pese a que la última aportación de capital realizada por parte de sus accionistas fue en 2012 (Ps$13.0 millones). Su reducida base de operaciones crediticias, así como la moderada flexibilidad de fondeo con la que cuenta, le han permitido sostener una buena fortaleza patrimonial. Al cierre del 2T18, los índices de Capital Contable / Activos Totales y de apalancamiento (medido como Pasivo Total / Capital Contable) se ubicaron en 24.8% y 3.0x, respectivamente (2017: 29.1% y 2.4x). En revisiones pasadas se hizo énfasis en una eventual y gradual reducción en los indicadores de capitalización de la financiera, propio de su agresivo plan de colocaciones, no obstante, en los últimos meses a esta condición se añadió una limitante negativa con el incremento en los activos de baja productividad. 

Pese a que Fomagro ha trabajado en el desplazamiento de bienes adjudicados (2015: Ps$3.9 millones; 2016: Ps$1.6 millones, 2017: Ps$0.4 millones), la porción de activos de baja productividad (cartera vencida neta de reservas + bienes adjudicados + inmuebles + impuestos diferidos + otros activos) con relación al capital se ha mantenido elevada, ubicándose al cierre del 2T18 en 59.4% (2017: 43.5%). No obstante, en agosto de 2018 la empresa habría desplazado Ps$4.5 millones de bienes adjudicados, de manera proforma dicho indicador se reduciría al 52.4%. 

Al cierre del 2T18, Fomagro presenta una cartera bruta total de Ps$217.2 millones (2017: Ps$172.5 millones). Su cartera vencida asciende a Ps$11.7 millones, equivalentes al 5.4% de la cartera total (2017: Ps$7.5 millones y 4.3%, respectivamente), con una limitada cobertura de estimaciones de 0.7x (2017: 1.2x). La SOFOM espera que en los próximos meses puedan concretarse algunas recuperaciones de créditos vencidos, las cuales mejorarían en buena magnitud al último índice de morosidad observado.  

El portafolio crediticio continúa presentando elevadas concentraciones, las cuales se han acentuado incluso tras algunas nuevas colocaciones distintas al grupo de acreditados tradicionales. Al 2T18, el saldo de los principales 15 acreditados es de Ps$131.3 millones, equivalentes a un elevado 63.7% de la cartera y 2.0x su capital contable (2T17: Ps$120.2 millones, 69.7% y 1.9x, respectivamente). 

La perspectiva de largo plazo es ‘Estable’. Posibles mejoras en las calificaciones podrían darse en caso de observarse una reducción en sus activos improductivos de manera ordenada (principalmente por medio de desplazamiento o enajenación), a la par de una mejora importante en sus índices de cartera vencida y desempeño financiero, conservando en todos los casos una adecuada fortaleza patrimonial. Por el contrario las calificaciones pudieran revisarse a la baja ante un deterioro significativo en la calidad de su cartera, así como de sostener una proporción relevante de activos improductivos y/o por un debilitamiento significativo en el indicador de capitalización de la empresa. 

Fomagro es una institución financiera no-regulada, basada en la ciudad de León, Guanajuato, con operaciones desde 2008. La compañía se constituyó con el fin de proveer recursos financieros a través de créditos refaccionarios y de avío a productores agropecuarios y/o con actividades afines desarrolladas en el medio rural. Si bien, históricamente la empresa se ha especializado en el financiamiento a las cadenas productivas de carne bovina (2T18: 5.5% de su portafolio total), jitomate (8.7%), maíz (11.9%), entre otros granos y hortalizas, recientemente presenta una moderada diversificación hacia una gama de servicios de apoyo para la producción y comercialización de las distintas actividades agropecuarias. Desde sus inicios, la SOFOM ha financiado sus operaciones mediante la banca de desarrollo debido a las favorables condiciones y esquemas de garantías que le otorgan.


COMPARTIR:


Crédito Corporativo (Fomagro)

CALIFICACIONES ACTUALES:

Calificación

Tipo de Calificación

Historial de Calificación


Calificación: BB/M Perspectiva 'Negativa' (Perspectiva 'Negativa')

Tipo de calificación: Largo Plazo

Historial de calificación:


Calificación: 4/M

Tipo de calificación: Corto Plazo

Historial de calificación:


Calificación: AAF3-/M

Tipo de calificación: Administrador Primario Activos

Historial de calificación:


Perspectiva 'Estable'

Perspectiva 'Estable'

Perspectiva 'Positiva'

Perspectiva 'Positiva'

Perspectiva 'Negativa'

Perspectiva 'Negativa'

Observación

Observación

Observación 'Positiva'

Observación 'Positiva'

Observación 'Negativa'

Observación 'Negativa'
5